NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itAsunción

HISTORIAS RELATOS

¡Quería encontrar mis raíces italianas!

raices italianas - Luz Con Los Hijos Corta

Desde chica, a Luz le habían contado que una tatarabuela había venido de Italia… Cuando fue más grande, quiso descubrir sus raíces italianas. No tenía ningún dato cierto. Pero comenzó a investigar, y no paró hasta encontrar…

raices italianas - Lago Di Como Bella
Panorama del Lago di Como, que baña una amplia parte de la homónima provincia italiana

Una simple pregunta

Desde 2017 ya es tradición: el 2 de junio en Asunción es el día de la Fiesta Italiana.
La Festa della Repubblica es el epicentro de un mes de celebraciones culturales -el Junio Italiano- en el que la kermesse de la Plaza Italia es el momento más popular, alegre, vivaz, rico (en exquisiteces de la cucina regionale del Bel Paese), folklórico, pintoresco, simpático… E chi più ne ha più ne metta! Este año, el mes dedicado a Italia no pudo ser (por ahora…), por razones harto conocidas (el Covid-19…). Pero el “espíritu de junio” – un mes entero para celebrar la italianidad en el mundo – está más vivo que nunca. Así, chateando – a la espera de volver a poder tomarnos algo juntos, algún día no tan lejano – le pregunté a mi amiga Luz Casartelli: “Luz: ¿qué es para vos, descendiente de italianos, el Junio Italiano?”. Para mi sorpresa y conmoción, me contestó en los siguientes términos. (Antes de cederle la palabra, una breve presentación: Luz Casartelli es asuncena, analista de sistemas informáticos, tiene dos hijos, ama Italia y es descendiente de italianos).

raices italianas - Luz Casartelli Amiche
Luz (a la derecha) con unas amigas

“¿Qué es el Junio Italiano para mí?”

“¿El Junio Italiano para mí? ¡Es tan importante y emotivo! Veo a los descendientes como yo, cada uno festejando a su manera: quien publica en sus redes sociales, quien flamea la bandera italiana, quien sube videos de los festejos en Italia… Otros cuentan la historia del 2 de junio, otros muestran la fotografía de sus antepasados…”
“¡Es tan bello, único! Solo un italiano o un descendiente podría entender este sentimiento. Emociona. ¡Se ve que la sangre -definitivamente- no es agua!”
“Este año no se pudo festejar en la plaza Italia; y parece que eso hizo que el sentimiento fuera aún más fuerte. Recordé obviamente la fiesta del año pasado. Recorrer esos estand de las asociaciones regionales es sentir un poco lo que es Italia. Nunca fui a Italia todavía. ¡Sueño con pisar la tierra donde nació mi “avo” (“antepasado”, en italiano)!”
“Nunca voy a olvidar los meses el los que busque mis raíces italianas. Ni siquiera sabía quién era el italiano en mi familia… Solo sabía que tenía descendencia italiana”.

Raíces italianas - Fiesta Italiana En Paraguay
Uno de los estand de las regiones en la Fiesta Italiana que se celebra en ocasión del 2 de junio

“Desde chiquita en familia se contaban historias sobre nuestras raíces italianas… Historias que más adelante me sonaron muy confusas… ¿Era mi tatarabuela, la que había venido de Italia? Pero ¿cómo? ¿por qué? ¿cuándo? Recuerdo que me mostraron una foto de ella. Pero no me convencían del todo. ¡Quería pruebas! Una prima dijo una vez que ella llevaba el nombre de nuestra tatarabuela: ‘Asunción, la tatarabuela Italiana’. Pero ¿por qué una italiana se llamaría Asunción?
Con el tiempo, las historias se confundían y se hacían más borrosas, de boca en boca. ¿Será que aquí cambió de nombre? Todo era posible… Muchas preguntas retumbaban en mi mente”.

“Un día, decidí averiguar…”

“Un día, decidí averiguar. Y empecé la investigación.
Contacté con una prima hermana, pero ella solo recordaba historias que su mamá le contaba. De todos modos, juntas armamos nuestro árbol genealógico, mientras ella me relataba historias familiares. Pronto comenzamos a emocionarnos. Es inentendible e inexplicable, lo que sentimos en ese momento”.
“Algo” más fuerte empezaba a moverme. Con ese árbol genealógico, empecé a buscar datos más concretos. Fui al registro civil, donde no tuve éxito, y me registré en cuántas páginas web de búsqueda de antepasados existían. Leí sobre la creación del registro civil en Italia hasta la caída de Napoleón, me interesé en el registro civil en Paraguay durante la Guerra de la Triple Alianza… Todo sumaba”.

raices italianas - Transatlantico Antiguo
En transatlánticos parecido a éste, llegaron a las Américas más de 13 millones de emigrantes italianos entre 1876 y 1915. PhotoCredit: dominio público students.umf.maine.edu

“Luego de varias noches (meses) por fin encontré registros de la Iglesia Católica: bautismos, matrimonios, datos de mis tíos, abuelo, bisabuelo… ¡Hasta que di con el acta de matrimonio de mi tatarabuela Asunción!
No se entendía bien la letra, mis ojos se agrandaron, mis sentidos se agudizaron, mi corazón latía muy fuerte y pude leer la palabra “italiano”… ¡¡Lo encontré!! ¡No era Asunción la italiana! Ella era paraguaya; su marido, Pedro Bartolo Casartelli –mi tatarabuelo– era el italiano. Empecé a llorar de la emoción. ¡Solo quería salir a correr y gritar! Pero, ¿quién iba a entender esa locura? A mi prima, la llamé apenas me enteré. ¡Ella sintió lo mismo! Estábamos en la misma sintonía”.

raices italianas - Documento Original
En búsqueda de las raíces italianas

El sueño se hará realidad

“Continúe con más fuerzas la investigación”, sigue contando Luz. “El objetivo era encontrar más datos precisos para iniciar las gestiones de la nacionalidad Italiana. ¿Dónde había nacido Pedro Bartolo? ¿En qué fecha exactamente?
“Busqué en varios libros de inmigración italiana en Paraguay, en registros de soltería, fui a la Biblioteca de la Universidad Católica, en el centro, en Lambaré…. Volví al Registro Civil, me enviaron a otros lugares y nada preciso… Lo único que conseguí fue la provincia en la que había nacido el tatarabuelo: provincia: Como, región: Lombardía. Y un año aproximado de nacimiento: 1838 o 1839”.
“¡Me emociona tanto saber que mi antepasado viajó meses en barco, y luego por tierra hasta que llegó por tierra a Paraguay! Lo hizo para tener una nueva y mejor forma de vida. Y logró tener una buena vida, formó una gran familia… ¡mi familia!”
“No pierdo la esperanza de encontrar más datos, ni de ir a Italia. ¡Es un sueño postergado pero nunca olvidado! Pronto encontraré toda la información que necesito. Sé que estoy cerca. ¡Puedo sentirlo!
¡Por eso para mí es tan importante el festejo del Junio Italiano!
¡Sé que también me corresponde festejar como cualquier italiano!”.

¡Quería encontrar mis raíces italianas! ultima modifica: 2020-06-15T22:34:43-04:00 da Silvano Malini
To Top